Yesenia Serpa Navarro, ese es mi nombre, hija de María y Carlos; nieta de Ramona, la Mamá Grande, mi ángel en la tierra y la que cobijaba con su manta a todo aquel que lo necesitara, porque donde comen tres también comen cuatro. Ella, dueña de un lenguaje extinto y un irreverente refranero, me enseñó a amar las palabras, su musicalidad y significado.  

Nací en Colombia, en la sabana cordobesa, tierra fértil y ganadera, llena de magia y esplendor. Vengo de una estirpe de mujeres cuya nobleza no procede de un apellido ilustre, sino de su gallardía para enfrentarse a la vida y su tenacidad para vencer las barreras de la pobreza y el analfabetismo. Son mis heroínas y yo soy su legado.

Aquí, en mi rincón favorito del mundo, podrás leer y ver lo que mis sentidos perciben y cómo interpreto esa realidad a través de la escritura y la fotografía, dos formas de expresión que me cautivan y que permiten inmortalizar la vida, tan agitada y efímera.

Soy auditora, protocolista, organizadora de eventos, oradora e investigadora en ceremonial, sin embargo, en esta bitácora solo quiero ser YESE (Yesenia Serpa), alguien que se emociona con las historias de otros, con la naturaleza y que escribe sobre etiqueta y protocolo como cimientos de la cultura y agentes de medición de nuestra evolución porque, quieras o no, el lugar que ocupamos en la sociedad y como nos proyectamos nos define.


Algo más sobre mí:

Yese, es la abreviatura de mi nombre y apellido, y como suelen llamarme mis amigos.

Escritora, es lo que quiero ser. Escribir me da el poder de crear y de viajar en el tiempo.

Soy una PAS (persona altamente sensible), percibo los estímulos, externos e internos, de forma más intensa que los demás

Empática e introvertida. Me gusta el contacto social , pero de vez en cuando necesito un tiempo de aislamiento y tranquilidad.


Quedas en tu casa y si te apetece hablar, déjame tu comentario.

Abrazos apretujados.

A %d blogueros les gusta esto: